sábado, 20 de octubre de 2012

GRÚA FLOTANTE SANSÓN

Durante el pasado siglo la grúa flotante Sansón fue una de las estampas clásicas del puerto de Cartagena, y se hizo imprescindible, tanto para elevar enormes cargas, como para transpórtalas dentro de la dársena y colocarlas en el sitio deseado.
Pese a su destino dentro de la Armada, adscrita al Tren Naval en el Arsenal cartagenero, su trabajo no sólo se ciñó a temas militares, también cooperó con la sociedad civil en algunas tareas imprescindibles, que sin ella no se hubieran resuelto fácilmente, y más cuando debían moverse esas cargas por encima del mar… y por debajo…
Se construyó esta grúa en el  año 1929 por la Sociedad Española de Construcción Naval en Cádiz. Teniendo como nombre inicial “La Gaditana”. Las dimensiones de su estructura eran una base de 12 x 6.65 m. y una Altura de 35 m. que descansaba en una gran plataforma o patacha de forma cuadrada, que flotaba sobre las aguas del mar, con más de 30 metros de eslora y 16,5 de manga, siendo de esta forma posible el remolcarla desde su habitual amarradero hasta donde eran necesarios sus servicios.

Esta plataforma disponía de una caseta o sala de máquinas donde se encontraban los elementos necesarios para facilitar el funcionamiento de la grúa, disponiendo de grandes engranajes y cabestrantes. En la parte frontal entre la pluma y el borde de la patacha, quedaba un amplio espacio libre donde se colocaban los elementos que la grúa debía izar para colocarlos a bordo de un buque o sobre el cantil de un muelle.
El material utilizado en su construcción fue acero laminado y forjado, usándose la técnica de unión de piezas mediante tornillos y remaches calentados en fraguas. Disponía de dos ganchos de elevación. Uno para la carga y otro para trabajos auxiliares.
La inclinación de la grúa se conseguía mediante dos husillos colocados en la parte posterior y movidos por motores eléctricos. Tenia una capacidad máxima de elevación de 100 toneladas a 25 metros de altura. Para su funcionamiento, en toda su existencia tuvo varios motores, el ultimo fue un diesel Bazán Sulzer.

Detalle husillos
La grúa estaba al mando de un contramaestre mayor y contaba con  una dotación que osciló entre 21 y 16 personas.
Fue dada de alta en la Armada el 4 de octubre de 1929, y de baja el 1 de enero de 1993. Su identificación era Y-381, habiendo tenido con anterioridad otros numerales tales como YGR-11, YGR-01, GR-1 y SANSÓN.
Su primer destino fue el arsenal de La Carraca (Cádiz), pero fue arrastrada por el remolcador “El Gaditano” a Cartagena el 5 de junio de 1930, para colaborar en el desembarco del pesado material Vickers destinado a artillar la costa cartagenera. Desde esa fecha permaneció en esta ciudad, salvo esporádicas salidas donde era requerida su labor, como la Azohía, Mahón, Ibiza, Portman, etc. participando sobre todo en las pruebas de estanqueidad de los submarinos que se construían en Cartagena, en reflotamientos de buques hundidos y en la descarga de material pesado.

Colocación bloques en el muelle de Cartageba
Algunos de sus trabajos fueron:
- En el mismo año de sus construcción, ayudo en Cádiz a las pruebas de flotabilidad del submarino Peral.
- Colaboró en el desembarque de las cuatro gigantescas piezas de 381 mm para las baterías de Castillitos (Cabo Negrete en la Azohia) y Cenizas (Portmán); operación que repitió en mayo de 1931 en el puerto de Mahón (Menorca) para desembarcar del barco correo que procedía de Barrow (Inglaterra) todo el material de los dos cañones de 38,1 cm. para el artillado de la Posición Llucalary. Cada tubo de los cañones pesaba 86 Tm.

Descarga cañón 38,1 cm. en la Azohía

Descarga cañón Vicker en Mahón
- En agosto de 1932 remolcada desde Mahón,  ayuda al destructor José Luis Diez, varado en cabo de Botafoch en Ibiza, a desmontarle la artillería de popa y los tubos de lanzar para poder reflotar el buque.
- Tras diez años en grada, en de mayo de 1944 se puso a flote él "D-1" (primer submarino botado en España tras la guerra civil) entregándose a la Marina en marzo de 1947, empezando en esa fecha a tener múltiples problemas. Para subsanarlos fue necesario llevar el submarino embragado y sujeto por la grúa SANSÓN a la bahía de Mazarrón donde se efectuaron las pruebas de inmersión de un modo bastante peculiar, ya que el submarino no descendió más de 60 metros, y permaneció en todo momento suspendido de la grúa flotante "Sansón" e ínterconectados sus tanques de lastre por una manga a otro submarino, normalmente el "General Sanjurjo".
- Colocación cigüeñal del barco mercante  Malaren en 1951.

- El 3 de Enero de 1955, naufragó el remolcador de la armada RP 21 cerca de la costa de Cartagena. El barco estaba hundido a 350 metros de la Punta de Trincabotijas y bajo 35 metros de agua, lo sacó la grúa flotante "Sansón" el sábado 11 de enero y lo llevaron hasta el Arsenal, había un cadáver dentro y poco mas se sabe. El barco que en principio hicieron intentos de repararlo, al final fue al desguace.
- Esta grúa ayudo en la descarga de material pesado de Butano, en la cercana refinería de Escombreras:

Tras su baja el 1-1-1993, su desguace se efectuó el día 20 de abril de ese mismo año. La base flotante se siguió utilizando como pantalán de la Junta de las Obras del Puerto y la pluma quedó abatida en tierra esperando su desarme, pero finalmente se decidió su colocación como monumento en una rotonda de Santa Lucía, desde donde nos recuerda su pasada historia en este último enclave.


1 comentario:

  1. esta grua por poco se unde suerte que fuimos el csi contraincendios para meter una mangeras con un inyetores para sacar agua asta q llego un sudmarinista que le puso un tapon isidoro aun me ace gracia como salias de la escotilla para mirar la entrada de agua junto al marinero Manolo 4/88 un saludo

    ResponderEliminar

Puedes poner tu opinión.